EDITORIAL – Viva la electricidad – Libertad Digital

Hace poco JL me mandó un mensaje con otro editorial de su periódico preferido: EDITORIAL – Viva la electricidad – Libertad Digital.

La verdad es que se me fue la pinza y escribí una respuesta un poco subida de tono.

Dice el artículo (ni me molesto en mirar de dónde viene) que:

La mal llamada ‘Hora del Planeta’ es inequívocamente un ataque contra la electricidad y, a partir de ahí, contra la ciencia, la civilización y el ser humano.

Análisis pobre y además fácilmente refutable.  Como alguien al que le parece que lo de apagar las luces una hora al año es una buena idea, he de decir que se equivoca el autor al asumir que yo lo entienda como un ataque contra la ciencia, la civilización y el ser humano (menuda
sandez, Dios mio).  Simplemente lo veo como un buen recuerdo del consumo irresponsable de recursos en el que caemos con demasiada facilidad.

Como da la casualidad de que la electricidad no es gratis (ni para mi bolsillo, ni para el del planeta que suele ser el que provee en origen esa energía capturada después de quemar carbón o modificar ríos, quemar uranio que luego hay que esconder bajo tierra, etc.) pues me parece bueno concienciar a la gente de que es un recurso finito y que hay que saber usarlo consecuentemente.

Todo lo que no se mide se malgasta, así que le recomiendo a todas las familias del mundo que empiecen a pensar cómo medir el consumo de sus muchos aparatos eléctricos para mejorar así la cantidad de electricidad necesaria para mantener nuestros niveles de vida.  Eso es lo único que espero salga de iniciativas de este tipo.

El mero hecho de proponer como señal de protesta que renunciemos al consumo eléctrico pone de manifiesto que el progreso económico y científico que permite esa electricidad les molesta.

Gilipollez supina.  El progreso económico y científico de la electricidad no solo no me molesta sino que me parece de extrema importancia.  Con el mero gesto de apagar las luces una hora al año creo que todos empujamos al sector eléctrico (en el más amplio sentido de la palabra, incluyo también a los fabricantes de aparatos que se conectan a esa red eléctrica) en avanzar en una dimensión que no tiene casi nunca presente: la conservación.

Una economía no solo progresa cuando crece el nominal del volumen de negocio (el gran fallo de lo que se ha dado en llamar por Robert Reich el super-capitalismo).  ¿Es que a caso un sector que se convierte en más eficiente y por lo tanto puede abaratar costes y cobrar menos no ha progresado aunque baje la facturación global de sus empresas?  ¿Y a qué ejecutivo le dan un bonus por bajar la facturación?  Asi que estamos en manos de la competencia de verdad, y de esa hay muy poca en el mundo.

Es una de mis obsesiones: confundimos tocino con velocidad cuando medimos el progreso económico con indicadores de mercado.  Nos hace falta (urgentemente) algo mejor que el PIB o GDP para medir el estándar de vida relativo de los paises (este es uno, sobre el que no tengo opinión -no se si es mejor o peor que el GDP/PIB, pero lo pongo como ejemplo).

Su imagen soñada e idealizada es la de ciudades y países enteros a oscuras, con individuos incapaces de desarrollar otra actividad durante una hora de sus vidas, que no sea odiar el sistema económico y social que nos ha permitido alcanzar nuestras mayores cotas de bienestar.

Pase lo de los dos primeros extractos, pero después de este yo directamente encuentro muy difícil tomarme en serio el artículo.  Desde luego ni se me ocurriría mandárselo a más gente si no es para reírme un rato de lo pobre de sus argumentos.

¿Como llega este avispado autor a la progresión de ideas que: “apagar la luz una hora al año” = “imagen soñada de países enteros a oscuras”?  ¿Me lo explica alguien?  ¿Por estar concienciado con el consumoexcesivo y despilfarro de energía (eléctrica o de lo que sea) paso a ser un extremista que piensa en que volver a vestir taparrabos sería lo mejor para la civilización?  Por favor, no nos tome por tontos a los que intentamos ser consecuentes con nuestras ideas.

Mi visión, para que este energúmeno de columnista no la vaya tergiversando es la de hoteles con sistemas de control del gasto eléctrico que cuando cierras la puerta y te llevas la llave de tu habitación cortan el suministro a todos los enchufes de las dependencias (salvo a los debidamente marcados como continuos como frigoríficos y demás.)

Mi visión es la de una instalación eléctrica en mi casa que me puede decir lo que me cuesta operar un ordenador al mes en costos variables (que no los fijos por su coste de compra) al tenerlo encendido todo el día sin sentido en muchas casas.

Mi visión es la de una familia que se acuerda de apagar la calefacción cuando se va de viaje no porque no tenga dinero para pagarlo sino porque la energía tiene un coste real en términos ecológicos y si la estamos tirando hay que empezar a progresar de verdad construyendo una red eléctrica que no es solo de transporte como la de ahora, sino que además sea de almacenamiento para poder dejar de malgastar recursos finitos.

Eso si que sería progreso tanto económico como científico y no lo que promulgan las pobres lineas que nos mandas que solo parecen dejar bien claro que somos los abanderados de ideas como esta unos pobres sumisos (¿ese no era el que no hacia nada ante algo que cree necesita cambiar?  Pues me parece que el sumiso aquí es el que sigue con las luces encendidas … ¡propongo que nadie sea sumiso, que los otros sean chulos también y enciendan todos los hornos del mundo durante 1 hr. todos los del cambio del cambio climático!  Discurso civilizado donde los haya el que promueve este artículo, como verán …)

Al final, lo que les interesa no es proteger el medio ambiente, sino terminar con el capitalismo, la libertad y el progreso científico; las tres fuentes de las que ha nacido nuestro control sobre la electricidad. Y para ello les basta con una población sumisa ante los desmanes de los políticos. Justo la sociedad que este tipo de campañas contribuyen a construir.

Mentira y gorda.  Lo que nos interesa a algunos (no quiero caer en el blanco o negro empobrecedor del artículo, porque hay otros puntos de vista distintos del mio entre los que apagan las luces 1 hora al año) es defender la lógica explotación de recursos.  Que no me vengan con milongas de que soy anti-capitalista, de eso nada … es más, el capitalismo me parece el mejor de los sistemas, pero si a alguien no le gusta que vote con mi bolsillo de la manera más capitalista que se me puede ocurrir pues que se joda!

Saludos,
Juanjo

Leave a Reply

Your email address will not be published.